| OficinaInstagram  












Entrega Final / Taller 7 / Concurso CORMA / FAU 2021-1



TRABAJO PREMIADOS EN CONCURSO

PRIMER LUGAR
Josefa Marti, Nayadeth Muñoz y Francisco Valencia
Recolector de Cenizas Volcánicas, Chaitén 

Memoria del equipo

En 2008, Chaitén, Región de Los Lagos, fue afectada por la erupción de su volcán homónimo ubicado a 10,5 km de distancia, en consecuencia, más de 4000 familias abandonaron sus hogares.

Esto debido a la expulsión de piroclastos que se clasifican en 3 tipos, siendo las bombas las de mayor dimensión y más peligrosas, continuando con el lapilli y, por último, la ceniza, la más pequeña y volátil, alcanzando un mayor desplazamiento debido al viento, afectando a las cubiertas de las edificaciones con un peso específico de 0,7 ton/m3 hasta 1 ton/m3 con la absorción de agua, superando a la nieve que solo alcanza 0,125 ton/m3.

Así, Chaitén se consolida como un paisaje volcánico cubierto por la ceniza que cae del volcán, motivo por el cual nace la oportunidad de diseñar un artefacto que pasivamente la recolecte. Por esta razón, el aparato presenta tres variaciones para adaptarse a las distintas topografías del lugar, el cual se replica y distribuye alrededor del volcán para obtener muestras que sean utilizadas para su investigación científica.













El proyecto consiste en una torre construida mediante un sistema de entramado en madera bruta impregnada y protegida contra la intemperie, humedad y la lluvia. Para resistir esfuerzos estáticos y dinámicos y, mantener su cualidad de ligereza, es que se opta por utilizar tensores de acero galvanizado en su estructura, elementos que permiten ser trasladados fácilmente y adaptarse a distintas zonas topográficas.

El artefacto recoge la ceniza que cae a través de su cubierta inclinada, lo que permite que ésta se deslice hasta el balde, el cual, mediante un sistema de polea, es desplazado hasta el alcance de los investigadores.