- Oficina, Publicaciones, Instagram  












Entrega Final / Taller Creativo/ UNAB 2019-2
araya - lira


Antecedentes
El taller comenzó desde 3 citas, las cuales creemos, que de algún modo, le quitan el peso del diseño o la invención a los alumnos en su primer año de arquitectura.

Siempre se tiene la idea de que el arquitecto es un creador de formas, y tiene la obligación de inventar algo nuevo. […] A mí me gusta más la idea de que uno está en realidad recopilando cosas de un lado hacia otro y las está ensamblando de alguna manera.
Smiljan Radic, Clase Magistral Faug 2016.

Mostraba, sin duda, un gran interés por los objetos, los instrumentos, los aparatos, lo utensilios. En los ratos que pasaba en la gran cocina junto al lago de Como, dibujaba horas y horas de un modo absolutamente espontáneo, cafeteras, pucheros, botellas.
Aldo Rossi, Autobiografía Científica

Para hacer esta Iglesia hubo que vadear una gran zona. La gran zona era este interrogarse: ¿Cómo debe ser la forma dentro de la cual se ora?
En la Iglesia unos se arrodillan, otros doblan una rodilla, otros apenas se inclinan, los últimos soportan de pie las campanillas de la consagración. La Iglesia no es un estadio mirando a los atletas.
Alberto Cruz, Proyecto para una capilla en el Fundo Los Pajaritos


Nos planteamos la siguiente pregunta, ¿cómo es el lugar donde esperamos? Como excusa para ir a mirar construcciones pequeñas, como lo son los paraderos de microbuses.

La finalidad de ir a mirar estos paraderos, estaba en no darle mayor importancia ni re-diseñar nuevamente el paradero, pues pensábamos que aquello era un ejercicio ensimismado, o que se agotaba muy rápido. Por el contrario, queríamos ir a ver los elementos que le rodean y terminan de contaminarle. Contaminación que finalmente les construye como “lugar”. Y esto si era una premisa dentro del taller, y sobre lo cual conversamos bastante, sobre los lugares y con mayor énfasis sobre los “buenos lugares”

Preguntándonos cosas tipo ¿como incide que junto a un paradero haya un café, una verdulería, una galería o una tienda?
Y luego discutían sobre todas las capas que componen esas situaciones o escenas.
En paralelo a esta discusión, del ¿cómo es un lugar? (Que podríamos llamar la discusión más blanda del taller)
Teníamos discusiones más estrictas, minuciosas y tangibles respecto a la estructura metálicas de los paraderos, y ¿cómo funciona esta?

O ¿qué es necesario para hacer un cambio de material y pasar de metal a madera?
Y finalmente ¿cómo se debe dibujar y representar esto en planimetría? (lenguaje que al final usamos para transmitir nuestras ideas)
Es allí donde comenzamos a hacer una colección de elementos y actividades que rodean a los paraderos.
Con lo que se fue armando un catálogo de elementos a los cuales echar mano eventualmente cuando fuese solicitado por el taller para un proyecto de cierre.
Esto es lo que coleccionamos y mostramos en la TRANSVERSAL

De allí en adelante, queríamos dar a entender que con todo eso coleccionado, podíamos sentarnos a diseñar otras cosas que no sea un paradero. (echando mano a esos mismos elementos)

Es así como el último encargo era:
Haciendo uso del mobiliario, la estructura de cerchas, dos bloques de madera encontrados (que en un supuesto futuro albergaría un programa menor) debían ser capaces de diseñar una plaza automáticas sobre un trazado dado (o más bien un pseudo trazado) que podrían interpretar como quisiera para construir sus plaza.